martes, 25 de marzo de 2008

Un desnudo de la primera dama francesa, a subasta


NUEVA YORK. Cuando aún no han dejado de sonar las campanas de la boda de Cécilia Ciganer, ex de Nicolas Sarkozy, ayer saltaba la noticia de que un retrato desnudo de la primera dama de Francia, la modelo y cantante Carla Bruni, será subastado el próximo mes en Nueva York, más de una década después de que la italiana posara para un fotógrafo famoso.
Tomada por el suizo Michel Comte en 1993, la fotografía que subastará la casa Christie´s el próximo 10 de abril muestra a Bruni de pie, en una pose que recuerda los cuadros del pintor postimpresionista francés George Seurat. Christie´s defendió su decisión de poner en venta el desnudo de una primera dama en ejercicio al describir a la actual esposa del presidente Nicolas Sarkozy como «una de las mujeres más bellas del mundo». «Es una obra de arte. Fue tomada en 1993, cuando Bruni era modelo y es un retrato desnudo de excelente gusto, realizado por un artista reconocido y respetado», dijo a Afp Milena Sales, portavoz de la prestigiosa casa de subastas. La fotografía en cuestión tiene un valor estimado de 4.000 dólares. Saldrá a la venta junto a otras obras de artistas tan famosos como Helmut Newton, Herb Ritts, Richard Avedon o Leni Riefenstahl, incluyendo retratos de otras modelos como Kate Moss y Naomi Campbell. El presidente francés se casó en febrero pasado con la ex modelo y cantante Carla Bruni, a la que conoció poco después de divorciarse de su ex esposa.
Parece que el pasado de la primera dama, que se casó en febrero con el presidente galo, vuelve con fuerza a su presente creando de una manera u otra la polémica en torno a su estupenda figura.