jueves, 5 de marzo de 2009

Los hijos siempre primeros

“Suerte te de Dios que el saber nada te importe, por ello estamos como estamos hoy” (Abel Desestress)